Los tres postres gallegos más tradicionales

Los tres postres gallegos más tradicionales

Además de la conocida como torta de Santiago, la cocina gallega en Madrid Centro ofrece otros muchos postres típicos de la Comunidad Autónoma de Galicia. La región cuenta con una rica gastronomía donde la repostería es una de las estrellas más destacadas.

Entre las opciones dulces que la cocina gallega en Madrid Centro tiene que ofrecer, hay tres platos que sobresalen sobre el resto. Son unas recetas con muchos años de tradición y que hacen las delicias de todo aquel que las prueba. Estos platos son:

1. Filloas. Se parecen mucho a los famosos crêpes procedentes de la Bretaña francesa. Están elaboradas a base de huevo, harina y leche, una mezcla a la que se le puede añadir también azúcar o miel. Generalmente, estas sabrosas tortillas se sirven solas o rellenas con alguna crema dulce, como puede ser el chocolate o la nata, aunque es posible encontrar alternativas con rellenos salados.

2. Bica gallega. Es un pastel tradicional muy esponjoso y con una capa de azúcar tostado. Su origen se sitúa en la Puebla de Trives, en la provincia de Orense. Una ciudad donde cada año se celebra la Fiesta de la Bica, que tiene lugar el último domingo del mes de julio. Los gallegos dicen que el secreto para un resultado óptimo es la mantequilla clarificada.

3. Orejas de carnaval. Es una masa fina elaborada con leche, anís, huevos, harina, manteca de cerdo, mantequilla y ralladura de limón. Una vez hecha se fríe y después se espolvorea con azúcar. Su nombre se debe al parecido con esta parte del cuerpo.

En Puerta De Atocha te ofrecemos comida de la máxima calidad a solo un paso de la famosa estación de trenes madrileña. Tanto si llegas a la ciudad como si te vas a de ella, nada como parar en nuestro restaurante para disfrutar de un delicioso postre gallego. Ven a visitarnos.

haz clic para copiar mailmail copiado