Diferencias entre arroz seco, meloso y caldoso

Diferencias entre arroz seco, meloso y caldoso

Si te pasas por nuestro restaurante cerca del AVE en Madrid Centro podrás degustar el arroz en sus múltiples variedades: seco, meloso o caldoso. En las siguientes líneas repasamos, uno a uno, estos tipos de preparación.

En nuestro establecimiento el arroz es el protagonista indiscutible. Por eso queremos trazar una fina línea divisoria entre estas formas de prepararlo. En nuestra carta, encontrarás un delicioso arroz de centollo caldoso o un arroz caldoso de bogavante. Es importante, si queremos conseguir un caldo consistente, sofreír el ingrediente principal con el resto, añadir después el arroz y regarlo con 4 medidas de caldo por cada una de arroz. A diferencia del arroz seco o el meloso, el caldoso se sirve nada más salir de los fogones de nuestro Restaurante Arrocería Puerta de Atocha.


Cuando hablamos de arroz seco, lo hacemos de un plato en el que el arroz absorberá todo el líquido. Es básico no removerlo mientras se está cociendo para que no suelte almidón. Antes de añadir el arroz hay que preparar un sofrito como el de nuestro arroz de la huerta o nuestra paella de bogavante. Por último, el arroz meloso se prepara con arroces especiales con un alto contenido el almidón. Esta será la única manera de lograr su característica textura untuosa que tanto valora la clientela de nuestro restaurante cerca del AVE en Madrid Centro. Una clientela que hemos fidelizado a lo largo de los años gracias a nuestra carta mezcla de la cocina gallega y mediterránea con una interesante variedad de tapas y raciones y, por supuesto, arroces.